Seguridad: la conexión con la ciudadanía es la pata que falta

0
824

Lisandro de la Torre al frente de la Secretaría de Estado y Seguridad no dudó en afirmar que “Tanto el mapa del delito, como las estadísticas siempre son necesarias, lo que pasa es que hay que tener una lectura correcta de los mismos”. Resaltó la necesidad de generar vínculos con la sociedad.

Pasa En Santa Cruz dialogó con el secretario de Estado y Seguridad de Santa Cruz, Lisandro de la Torre sobre el trabajo efectuado por el área que encabeza: “La realidad es que la secretaría no venía funcionando con lo cual arrancamos prácticamente de cero. En primer lugar con tareas relacionadas con la parte administrativa como para dotar tanto de recursos del área y de estructura, eso como el paso inicial para lo que es propiamente la secretaría”. También señaló antes que se le otorgase el cargo, ya habían comenzado a “trabajar directamente con la fuerzas, con la Policía de la Provincia de Santa Cruz, con la Agencia Provincial de Seguridad Vial y la Dirección Provincial de Protección Civil”. Es decir que se venía “trabajando desde distintas áreas, que hacen particularmente a la seguridad de la Provincia”.

En relación a la seguridad de la provincia indicó que “el cuadro de situación tiene varios enfoques” y explicó que el principal, que hace a la seguridad ciudadana y del que se carece es el trabajo para instaurar los lazos para “instaurar la conexión con la ciudadanía porque es una pata que está faltando”. Además, explicó que no se adelanta a abordar teorías de seguridad comunitaria o similares: “No por no se quiera hacer, ya que la Policía de la Provincia se caracteriza por ser proximidad”. Hoy, la policía tiene 5980 efectivos, en una provincia de alrededor de 300 mil habitantes. El inconveniente surge a la hora de crear los canales: “los nexos institucionales de conectividad con la ciudadanía. Es un largo trabajo que en cualquier policía del país o del mundo lleva un tiempo, así que hay que crear los canales válidos institucionales. Por otro lado, hacer ese cambio en la ciudadanía  -porque las fuerzas por lo general, en algunos lugares es reticente pero en esta provincia no pasa eso, es de cercanía-  con lo cual el problema no reside tanto en la fuerza, sino que la dificultad está en acercar la ciudadanía a la fuerza. Creo que va a ser el trabajo arduo de cara al futuro próximo”.

La interacción entre la secretaría y la fuerza es constante: “Tanto con Jefatura de Policía, con los Jefes regionales, con lo que tiene que ver con la Agencia Provincial de Seguridad Vial y con Protección Civil de provincia”.

Respecto a su visión sobre la Policía de Santa Cruz: “En términos legislativos habría que trabajar de cara al futuro en una actualización. No voy a hablar de una reforma porque la misma se plantea sobre algo coyuntural, sobre algo actual. La realidad es que acá hay un desfasaje, sería más una actualización legislativa que una reforma legislativa, desde mi punto de vista”, y señaló que en términos de estructura de la fuerza: “Creo que hay que seguir trabajando por el camino que vamos y tratar de en el futuro, optimizar los recursos existentes. Hasta ahora estaban siendo manejados de una manera que cuesta que se visibilicen en la ciudadanía, cuando se debe tratar de hacerlo”.

Oprimización

De la Torre indicó que hay problemas relacionados con lo administrativo y la intención es solucionar ese tipo de cuestiones: “Estamos trabajando con lo que es el combustible, para suscribir un convenio a fin de canalizar todo lo que es el insumo de combustible a través de tarjetas, con lo cual eso para la provincia es algo novedoso. Pero lo que hace es apuntar a optimizar esos recursos, no es que disminuyen los recursos, sino que lo único que hacemos es tratar de que esos recursos lleguen lo más rápido posible a la comisaría de cada barrio. Es decir, tratar de que esos recursos estén inmediatamente. Hoy con los procedimientos administrativos eso tarda, hay procedimientos que los funcionarios intervinientes tienen que cumplir por normativa legal que hace que tenga un desfasaje. Creo que con este sistema se va a agilizar”.

La eficacia del mapa del delito

Lisandro de la Torre no dudó en afirmar que “Tanto el mapa del delito, como las estadísticas siempre son necesarias, lo que pasa es que hay que tener una lectura correcta de los mismos” u añadió: Que la cantidad de delitos aumente, en términos estadísticos, o en términos del mapa del delito, no tiene necesariamente que ver con que haya aumentado el delito real, tal vez aumentó la denuncia de ese delito por eso hay que tener en cuenta la llamada “cifra negra del delito” es importante trabajar con eso”. Al referirnos a la cifra negra, son los delitos no denunciados que por lo general la ciudadanía los sufre y por distintos motivos no acude a los canales institucionales para tratar de ver y de denunciar el hecho.

Finalmente concluyó que “el trabajo de la seguridad lo hacemos entre todos. En las teorías modernas de la Seguridad Ciudadana, el comando de la seguridad es tripartito, es la fuerza, el poder político –gobierno-, y la ciudadanía. Los tres actuando con un mismo fin”.