En la provincia de Santa Cruz hay más de 200 presos entre...

En la provincia de Santa Cruz hay más de 200 presos entre procesados y condenados

925
Mansilla se presentará en la Comisaría Quinta.

Compartí en las redes

En la capital santacruceña, el problema del servicio penitenciario sigue siendo la superpoblación carcelaria y es una situación que está lejos de lo que ocurre en el interior provincial en donde esta problemática está regulada y es el resultado del destacado trabajo del personal de la División Penitenciaria: “que a pesar de todas las necesidades existentes de espacios y accesos, realmente, con todo el esfuerzo, los reubican”, indicó a Pasa En Santa Cruz el Dr. Joaquín Cabral. En tanto dos internos serán trasladados a  Marcos Paz, entre ellos el asesino de la enfermera Patricia Zuvic.

La provincia de Santa Cruz cuenta con más de 200 presos, entre procesados y condenados. Si bien en la zona norte y centro la situación del Servicio Penitenciario está regulada, en Río Gallegos la superpoblación va en aumento, análisis que surge de la visita que realizó el Juez Joaquín Cabral durante las dos últimas semanas de noviembre del año pasado.

En una entrevista con Pasa En Santa Cruz el magistrado contó que en la Comisaría de Puerto Santa Cruz, residen nueve internos, caracterizándola como una “población tranquila, donde no hay demasiadas novedades en cuanto a lo edilicio, si bien se están reparando alguna cosas, hay una mejoría en las instalaciones”, agregando que los internos realizan algunas actividades manuales en papel, madera, tienen recreación, hay orden y limpieza. “No hay mucho, que objetar en ese sentido”.

Respecto a la localidad de Comandante Luis Piedrabuena: “Tenemos personas alojados en la Comisaría que está en la zona céntrica, hay un detenido que está cumpliendo una condena perpetua, se trata de una persona joven, también está cursando el nivel secundario, realiza actividades en cuero, es de la localidad, por eso se mantiene allí, por una cuestión de contención familiar. Después hay dos condenados más, de delitos comunes que no tienen una pena mayor de ocho y cinco años”, e indicó que “las condiciones edilicias son muy buenas, porque se trata de tres dependencias, una por cada uno de los internos, lo que es la limpieza y la recreación, se encuentran acorde al lugar”.

Por otra parte, en Puerto San Julián: “estuvimos en una doble jornada, visitando la Alcaidía que también está funcionando a pleno, una población tranquila, con necesidades edilicias importantes, sobre todo en las instalaciones eléctricas que ya lo habíamos detectado en inspecciones anteriores, aunque se están mejorando algunos espacios, en lo que se refiere a pintura y limpieza, en la medida de las posibilidades, lo van solucionando. En San Julián, hay 19 internos, entre condenados y procesados. En la Segunda son 10 y en la Alcaidía, 17”.

Más adelante, recordó que en la Comisaría Segunda de Puerto San Julián hubo episodios bastante graves: “con decesos, suicidio y un Femicidio. Eso se ha ido solucionando, se han ido mejorando las condiciones de seguridad, sobre todo el sistema de visitas y es una población regulada en cuanto a la cantidad. También, lo que es pintura e higiene, es óptima”, destacando el esfuerzo del personal policial: “porque la verdad que los fondos operativos que le brindan, salvo en el caso donde hay alcaidías que les provee el razonamiento, después el resto, todo se hace con el FOP (Fondo Operativo Policial) y con eso se paga los gastos de los patrulleros, los gastos operativos y la atención de los internos”.

Para los internos del sistema carcelario, Puerto San Julián sigue siendo el oasis: “por eso quieren ir allí, porque hay una población tranquila, autocontrolada, obviamente con las medidas de seguridad, pero ellos mismos se controlan en cuanto a los ingresos, viendo que no haya personas que alteren esa tranquilidad, ese equilibrio, porque tienen justamente, e incluso quizás a algunos sorprenda, hasta actividad de pesca. Tienen mucha confianza, si bien están controlados por personal policial, pero se manejan con mucho aplomo, ya que se autorregulan la disciplina. Van a jugar futbol afuera, al taller que da a la vuelta, se manejan libremente. Van al taller y a la alcaidía, obviamente con su vigilancia policial, pero digamos libres, en ese aspecto”.

La segunda jornada, la comisión recaló en la localidad de Pico Truncado: “allí estuvimos más de cinco horas trabajando, en donde están alojados, incluso los condenados de la cámara de zona norte y procesados, unos 68 internos. Lógicamente la alcaidía tiene las condiciones de alojamiento ideales para ese número, porque ha sido creada para eso. Tienen un Fondo Operativo que resulta ser acotado, pero permite mantenerlos y además, abastecer a la seccional que también tiene internos alojados, la mayoría procesados. Tiene talleres funcionando, actividades intramuros de madera, artesanías, herrerías y justamente ahora, como una novedad, hemos recibido un vehículo Honda, 4×4, en muy buenas condiciones, se la ha entregado la justicia, que ha sido un decomiso de un delito federal”.

Otro de las localidades que visitó el magistrado fue Gobernador Gregores, una ciudad que no es a menudo incluida en el recorrido. En ella se constató que: “actualmente, tenemos dos internos, pero uno solo está en la dependencia y al otro en su proceso de rehabilitación, por lo que se le permitió trabajar en una chacra, lógicamente supervisado, y vigilado por personal de custodia, pero está trabajando con un progreso óptimo, y ahora tenemos otro, que está en encierro, esperando su juicio, que próximamente se realizará, calculo en la primera mitad del 2018”.

Las dependencias de la capital

Se conoce que dentro de las dependencias policiales riogalleguenses se cuentan con anexos: “en la Tercera, en la Seccional Quinta y Sexta, en donde se procedió a realizar las inspecciones, a cargo de mi secretaria, la Dra. Candela García”.

La decisión de repartir las tareas de inspección responden a que en el interior de la Provincia de Santa Cruz, el Dr. Joaquín Cabral recibe a cada uno de los internos en audiencia: “más allá de las inspecciones, recibo a cada uno de ellos, en donde comentan sus problemas y algunos se actualizan respecto de sus expedientes”, en Río Gallegos, los recibe en su despacho.

En la capital santacruceña, el problema de estos alojamientos penitenciarios radica en la superpoblación carcelaria: “hoy por hoy, es un problema complejo que tienen los jueces, sobre todo, aquellos que están trabajando en la instrucción, porque uno nunca sabe que cantidad de personas detenidas puede haber un fin de semana, o en función de la causa. Uno de los últimos casos resonantes, ya de movida, llevó cuatro personas procesadas, detenidas, y hasta una quinta. Es muy difícil, la reubicación de los internos”. Una situación que está lejos de lo que ocurre en el interior provincial en donde esta problemática está “regulada y es el resultado del destacado trabajo del personal de la División Penitenciaria: “que a pesar de todas las necesidades existentes de espacios y accesos, realmente, con todo el esfuerzo, los reubican”.

Traslados a Marcos Paz

Además, el juez de la Cámara Oral subrayó el trabajo realizado para trasladar a una unidad federal de Marcos Paz, Provincia de Buenos Aires, a dos internos que estaban condenados: “uno esperando una unificación que está recurrida en el Tribunal Superior, por el caso de la enfermera Zuvic, y el otro es por el caso Dupuy que está con condena larga”, y sentenció que estas extensas condenas, también son un problema, porque: “más allá que uno pueda tener predisposición no hay lugar en la provincia para poder contenerlos. Salvo,en casos muy especiales como el que recién conté de Piedrabuena, que está transitando sus primeros años, pero como es un hijo de la localidad, la gente ya lo conoce, y hoy está trabajando muy bien, estudiando, está contenido y básicamente ante la necesidad de alojamiento carcelario, preferimos que estén cerca de los afectos, cuando se pueda”, apuntó el Dr. Cabral.

Presos en Río Gallegos

Hoy la Comisaría Primera cuenta con tres detenidos procesados, en la Seccional Segunda hay cuatro presos procesados, en la Tercera son nueve mujeres entre procesadas y condenadas, en la Comisaría Quinta son 22 internos entre condenados y procesados, en la Comisaría Sexta son 24 presos por delitos de abuso sexual también entre procesados y condenados, en la Comisaría Séptima solo está alojado el Femicida de Romina Barria, en la Comisaría de Chimen Aike hay un detenido y en la Alcaidía son 40 los internos.