Analizan pelos hallados en la mano de Chiara

0
827

Los investigadores del crimen de la chica, asesinada en Rufino, aguardan para las próximas horas el resultado de un peritaje realizado a un mechón encontrado en una de sus manos, para eleborar un ADN del agresor.
En un comunicado, el fiscal del caso, Mauricio Clavero, expresó su “expectativa” en el resultado del peritaje de laboratorio que se está llevando a cabo en esos cabellos “porque en caso de que los pelos contengan bulbos, se podría hacer un ADN para saber a quién pertenecen”.

Por el caso se encuentran detenidos el novio de la chica, de 16 años, quien confesó ante la Justicia ser el autor del crimen, la madre de éste y una pareja de la mujer, ambos como partícipes necesarios del hecho.

La carátula de la causa es “homicidio agravado por el vínculo y por femicidio, y aborto no consentido por la víctima”.

Por otra parte, el fiscal Clavero solicitó a los peritos en comunicaciones de la policía provincial realizar peritajes sobre el teléfono celular de la víctima que había sido encontrado por vecinos mientras se realizaba la búsqueda de la chica.

“El dispositivo había sido encontrado en un zanjón con agua por los vecinos de Rufino el mismo domingo que se inició la búsqueda de la adolescente”, dijo el fiscal en el comunicado de prensa del Ministerio Público de la Acusación de Santa Fe.

Además, agregó que “a pesar de que el chip no fue hallado, los técnicos aseguraron que, al poder encender el teléfono, se podría acceder a información que queda registrada en la memoria del aparato”.

En tanto, en el marco de la causa paralela que inició otro fiscal sobre los familiares directos de Chiara por el supuesto aborto, el Ministerio Público de la Acusación aseguró que mañana comenzarán los peritajes en los tres teléfonos secuestrados.

Se trata de los aparatos celulares de la madre, la tía y la hermana de Chiara, quienes se presentaron en las últimas horas ante la justicia y se les notificó sobre el inicio de la causa.

El fiscal Juan Pablo Lavini Rosset, quien tiene a su cargo esa parte de la investigación, explicó que se está “aguardando la autorización de la jueza de la Investigación Penal Preparatoria, Lorena Garini, para que los técnicos puedan ‘abrir’ los teléfonos”.

Esta causa paralela se inició luego de que los peritos confirmaran que a Chiara se le habían suministrado medicamentos que se usan habitualmente con fines abortivos y que este tema era conocido por la madre de la adolescente, quien no reveló la
información al fiscal Clavero cuando se estaba en plena búsqueda de la víctima, dijeron los investigadores.

Chiara (14) era buscada desde la madrugada del domingo 10 de este mes y su cadáver fue hallado casi 20 horas más tarde en la casa de su novio, quien fue entregado a la Justicia por su padre, que es policía.

El cadáver de la víctima estaba enterrado en el patio del fondo de la vivienda, ubicada en San Martín al 800, de Rufino y, según los forenses, la chica había sido asesinada a golpes en la cara y en la cabeza.

Tras el hallazgo, el novio de la víctima confesó ante la Justicia de Menores haber cometido él solo el crimen, aunque su madre y la pareja de ésta quedaron detenidos ya que los investigadores consideraron que más personas participaron del hecho.

En un primer momento, también fueron apresados los abuelos del chico, pero la Justicia los liberó dos días después por falta de pruebas.