Juicio: “Sólo le di una cachetada, a mano abierta”

0
925

Así lo manifestó en su relato el oficial principal que está acusado del delito de: “Lesiones Leves Agravadas” contra un menor, en el juicio oral y público que comenzó el jueves.  En su declaración negó agredir a la víctima  “con puñetazos o patadas”.  

El oficial principal que comenzó a ser juzgado el jueves por los jueces de la Cámara Oral por el delito de: “Lesiones Leves Agravadas” contra un menor de edad en un hecho ocurrido en el mes de agosto del año 2012,  narró ante las partes su versión de los hechos.

El imputado comenzó relatando que ese día, cerca de las 06:30 horas estaban en la Comisaria cuando recibieron un llamado telefónico donde les informaron que había un inconveniente en el boliche bailable ‘Velvet’. Tras el llamado se dirigieron al lugar, pero al llegar no vieron  ningún tipo de inconveniente.  Agregando que observaron que había mucha gente saliendo del local, en el lugar estaba Tránsito Municipal y Gendarmería realizando controles de tránsito. Fue por ello que de manera preventiva permanecieron en el lugar y al ver una gresca entre un grupo de personas, descendieron del móvil e intentaron separarlos sin saber cuál era el problema. Fue allí que  una de las personas se acercó Facundo para decirles que le pegaron porque “alguien le había faltado el respeto a su novia”.

En este marco siguió relatando que le dijo que el boliche había terminado y era mejor que se vaya a su casa a lo que Facundo le respondió “sí, pero mira como me dejaron la cabeza”, después salta una chica que le dice “basta Facu, vámonos a casa”, pero se negó y buscó su campera, le pregunto dónde la dejó y me responde: ‘No sé, vos no sos el milico, andá a buscármela. Nos retiramos y como vimos que no había nada regresamos a la Comisaría”, indicó.

Nuevo llamado

Siguiendo en este contexto, manifestó que “cinco minutos más tarde nos llaman para decirnos que había una riña, cuando volvemos tomamos por Balbín, antes de llegar a la Autovía 17 de Octubre  observamos que había alrededor de 40 o 30 personas que se agredían físicamente. Como veníamos con las balizas encendidas se dispersaron todos, observando que las personas que estaban en ese grupo eran las que habíamos detectado en un primer momento”

Reconocio los golpes

Más adelante, expuso que se volvió a producir una riña la que nuevamente fue protagonizada por Facundo quien estaba alterado motivo  por el cual  “le propiné un golpe, se cortó la ceja, lo esposamos, lo subimos al móvil y lo llevamos a la dependencia. Al llegar fue revisado por el médico policial”, agregando que después llegaron los padres a quienes les  tomó la denuncia, pero luego decidió llamar al jefe del área judicial y “le relaté lo sucedido, llegó a la dependencia y él continuó tomando la denuncia”.

Por otro lado, negó que haya agredido con puñetazos o patadas, “sólo le di una cachetada, a mano abierta, tampoco le di un puntapié como dice él”.