Proponen eliminar el beneficio de “probation” por abuso sexual

0
817

En Chubut entienden que es necesario “limitar la discrecionalidad de los jueces” para actuar en casos de abuso sexual. “El Código Penal deja la puertas abiertas a la suspensión de juicio a prueba en casos de abuso sexual simple y esto no debería ser posible: el victimario tiene que ir a juicio”, afirman.

El Consejo de Fiscales de Chubut trabaja en un proyecto de ley para modificar el Código Penal y eliminar el beneficio de “probation” a los acusados de abuso sexual y que los mismos vayan a juicio.

Es que en estos casos, según el actual Código Penal, el imputado puede acceder a la “probation” que suspende el juicio por la realización, por ejemplo, de trabajos comunitarios, según ejemplificó la fiscal de Puerto Madryn, María Angélica Cárcano.

De acuerdo a la legislación vigente, “la probation” se puede otorgar en casos de delitos previstos con una pena menor de tres años y sin antecedentes. “Uno de los puntos será la creación de un proyecto de Ley que incorpore como último párrafo del artículo 76 bis del Código Penal la no procedencia de la suspensión de juicio a prueba respecto a los delitos de abuso sexual, reprimidos por el artículo 119 Código Penal”, indicó Cárcano.

La suspensión del juicio a prueba, también conocida como “probation”, está contemplada en el artículo 76 bis del Código Penal para delitos cuyas penas en expectativa que no excedan los tres años de prisión y por lo tanto -en individuos sin antecedentes- no sean de efectivo cumplimiento.

La misma es solicitada por el imputado y el juez podrá suspender la realización del juicio con la condición que el imputado cumpla determinadas pautas de conducta, sin que ello implique confesión ni reconocimiento de la responsabilidad civil correspondiente.

“LIMITAR LA DISCRECIONALIDAD”

Los fiscales entienden que es necesario “limitar la discrecionalidad de los jueces” para actuar en casos de abuso sexual. “El Código Penal deja la puertas abiertas a la suspensión de juicio a prueba en casos de abuso sexual simple y esto no debería ser posible: el victimario tiene que ir a juicio”.

En la actualidad el abuso sexual está reprimido en el artículo 119 del Código Penal y se divide en tres: simple, gravemente ultrajante y con acceso carnal. El abuso sexual simple se reprime con penas desde seis meses a cuatro años de prisión. Por su parte, la pena se incrementa de cuatro a diez años cuando el abuso sea gravemente ultrajante para la víctima y, finalmente, la pena se eleva de seis a quince años cuando hubiera acceso carnal. La pena es de ocho a veinte años en los casos de acceso carnal si el hecho fuera cometido por un pariente o encargado de educación; el autor tuviere conocimiento de ser portador de una enfermedad de transmisión sexual; fuera cometido por dos o más personas o con armas, entre otros agravantes.