Caso Bautista: Por falta de merito Mariman recuperó su libertad

0
1655

“No tengo nada que objetar en el proceder de la jueza porque realmente tenía motivos, por la declaración de un testigo en sospechar de mi cliente”, manifestó a Pasa En Santa Cruz Jorge Trevotich, representante de Abel Mariman quien estuvo detenido más de diez días por el crimen de su compañero Juan Bautista, agregando que su defendido está de acuerdo a que lo citen a declarar las veces que sea necesario.

Abel Mariman, tras estar detenido más de diez días por el crimen del empleado municipal Juan Bautista ocurrido el 8 de noviembre, en su vivienda del Pasaje Los Hornos, recuperó su libertad. Pasa En Santa Cruz dialogó con su representante Jorge Trevotich quien sentenció: “Estoy convencido que en poco tiempo se va a dictar el sobreseimiento definitivo, porque en realidad no tiene nada que ver”.

Por otra lado aseguró: “En realidad, no hizo nada, no hay ninguna prueba para tenerlo detenido, de todos modos no tengo nada que objetar en el proceder de la jueza porque realmente tenía motivos por la declaración de uno de los testigos que da a lugar a que sospechen de mi cliente. Pero, quedó demostrado que no, que no tiene nada que ver con este caso”, agregando que Mariman está de acuerdo a que lo citen las veces que sea necesario a declarar: “No tiene ningún inconveniente”.

En este marco, expuso que le dieron la excarcelación por falta de méritos, lo que quiere decir que “no hay motivos para procesarlo, pero tampoco tiene un sobreseimiento definitivo, es decir que queda sujeto a la causa. Si con el transcurrir de la expediente, se comprueba que no tuvo nada que ver, se dicta el sobreseimiento definitivo y ya nunca más puede ser acusado, en base a este hecho que se le ha imputado. Y si aparecieran pruebas que lleven al convencimiento de la jueza que tuvo alguna participación, así sea secundaria, puede dictar el procesamiento en base al mismo hecho”, explicando que: “para cambiar esa condición, la justicia tiene un año de plazo”.

En cuanto a quien lo había involucrado en este hecho, o como lo involucraron, manifestó que fue: “Un compañero de trabajo, que dijo que Mariman le había comentado que le habían ido a pedir plata a la víctima, igual dijo entre otras cosas que a él le resultaba sospechoso que Mariman, no estuviera muy sentido por la muerte de su compañero Bautista, o sea dio a entender que para él, el sospechoso era Mariman”, recalcando que fue un testigo y no un acusado el que habló sobre Mariman. Un testigo que “estaba brindando información totalmente distorsionada, que si uno ve la causa, por ejemplo decía que los únicos que sabían de la existencia del préstamo que había sacado la víctima, eran Mariman y Arabí, y resulta que uno ve las declaraciones de todos los compañeros de trabajo de forestación, y todos sabían que había sacado el préstamo. En realidad, no sé si tuvo mala intención para que lo imputen a Mariman o le pareció que así era la cosa, pero claramente lo estaba señalando a Mariman”, finalizó.

Ahora resta esperar que determinará la letrada con respecto a los detenidos Saldivia –empleado de Vialidad- y Cristian “Pichu” Diaz, únicos detenidos por el crimen del empleado municipal.