Caso Bautista: Saldivia y “Pichu” Diaz fueron procesados por homicidio criminis causae

0
2689

“Es un procesamiento tácito, muy cercano al sistema inquisitivo de la edad media”, sentenció a Pasa En Santa Cruz el Dr. Carlos Muriete –representante- de Cristian “Pichu” Diaz, detenido por el crimen de su compañero Juan “Charly” Bautista, quien fue hoy procesado al igual que Saldivia por el delito de: “Homicidio Criminis Causae”.

Tanto Cristian “Pichu” Díaz –empleado municipal- como Saldivia –empleado de Vialidad Provincial- fueron procesados por el delito de “Homicidio Criminis Cause” sobre su compañero Juan “Charly” Bautista, quien fue asesinado el 8 de noviembre, en su vivienda del pasaje Los Hornos al 500.

En relación a la causa Pasa En Santa Cruz dialogó con el Dr. Carlos Muriete, representante de Díaz, quien apuntó contra la instrucción del expediente y sentenció que fue un procedimiento basado en supuestos: “Es muy cercano al sistema inquisitivo de la edad media, porque lo dejan preso para que hable, es por ello que lo procesan”, asegurando que no hay ninguna presunción seria que lo vincule a la causa, tiene más vinculación a la causa Mariman que vio dos horas antes a la víctima y le dan una falta de merito”.

En este sentido, expuso que Díaz no tiene ninguna vinculación con el hecho y “mucho menos con el lugar del hecho y además los fundamentos que utiliza el juez es porque el día del sepelio Díaz estaba cabizbajo, no se acercó al féretro y preguntó qué había sucedido. Estas son las presunciones para responsabilizarlo de tan grave acusación”, calificando el procesamiento como arbitrario, incoherente: “No es una pieza seria jurídicamente hablando, de hecho no determinan cuál es el accionar delictivo que tuvo Díaz, realmente es paupérrimo el autoprocesamiento, para que hable de lo que él pueda llegar a saber, cuando en realidad no sabe nada, es una forma de coerción para que Díaz se adjudique el hecho o se lo adjudique a terceros”.

Muriete adelantó a Pasa En Santa Cruz que apelará la decisión de la Justicia y “vamos a lograr que esto se revoque”.

Al ser consultado sobre el testimonio que brindó Mariman sobre esa noche en particular, en la que indicó que se habían reunido varios compañeros de trabajo en la casa de Díaz, Muriete señaló que en la tarde previa al suceso: “Compartieron una bifeada en lugar de trabajo, después continuaron tomando en la casa de Díaz desde las 22:00 horas hasta las 02 de la madrugada, para luego retirarse cada uno por su lado”. Lo que para el letrado esto no es un indicio de que su defendido haya sido participe de un hecho tan grave como lo es un homicidio criminis causae que tiene una condena de prisión perpetua.

Muriete cuestionó la liberación por falta de de merito de Mariman, cuando: “Fue la persona que más cerca estuvo de la víctima en sus últimas horas”, preguntándose “¿Qué lo hace autor a Díaz del homicidio, si solamente se reunieron en su casa, ubicada a varios kilómetros del lugar del hecho? En este marco consideró que es la primera vez que ve un autoprocesamiento tan frágil: “Mal intencionado para detener a una persona y tan mal hecho”, finalizó.