La familia Maillo inició su primer paso para resguardar los bienes de Vicente

0
2180

A través de una presentación judicial, se cuantificará, calificará y evaluará los bienes del reconocido comerciante y para ello se cerrará provisoriamente la Casa Maillo y Doña Ana, hasta tanto no se resuelva esta situación.

A través de una medida cautelar anticipada, una de las hermanas de la víctima, Petra Maillo solicitó al Juzgado Provincial de Primera Instancia en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería Numero Dos, a cargo del Dr. Francisco V. Marinkovic, medidas de seguridad, ya que considera que el patrimonio transmisible, a consecuencia del fallecimiento de su hermano podría sufrir una variedad de riesgos, hasta el momento de su distribución entre los herederos.

La justicia acreditó a la hermana de Vicente, Petra con derecho legítimo a solicitar esta cautelar, teniendo en cuenta el fallecimiento de Vicente, la situación procesal de los implicados en la causa penal por el crimen de Maillo, los padres de éste ya fallecidos, pero además por ser familiar directo –hermana- y en función de la gravedad de los hechos investigados en la causa penal, con el fin de “resguardar el patrimonio del comerciante y derechos de terceros”, se hizo lugar a las medidas conservatorias que se relacionan con “el inventario, individualización y protección de bienes del acervo sucesorio”.

Más adelante, explica que esta medida conservatoria, “no persigue juzgar sobre la titularidad de los bienes, sino determinar su número, estado y en oportunidades su valor”, entre otras puntos. También se designa a Fernando Vivar, como martillero, a quien se le da el plazo no mayor de diez días para elaborar el inventario provisorio.

El inventario debe abarcar la totalidad de los bienes inmuebles (tierras, locales o viviendas) y muebles (dinero, acciones, joyas, etc.), sean o no registrables que integraran el patrimonio de Maillo. Sin perjuicio de los demás bienes, deberá constituirse en los locales comerciales que giran bajo el nombre de Doña Ana, Zapiola esquina Corrientes y Casa Maillo, en Mariano Moreno 336.

Pero, esta medida cautelar en particular, contempla y considera la actual intervención de la Justicia Penal, por lo que recomienda, tener la autorización del magistrado penal, para no interferir con tareas de investigación. La medida se realizará en presencia del Oficial de Justicia y deberá ser previamente notificada su fecha de realización, a los interesados, entre ellos los presuntos herederos detenidos.

También se indica que la urgencia responde a la existencia de comercios en actividad, con los derechos comprometidos de terceros y trabajadores- así como el riesgo de mantener sin constatación un patrimonio complejo y amplio.

CIERRE PROVISORIO

El oficial de Justicia y el martillero constatarán el estado de los locales comerciales, pero tendrán la autorización para tomar las medidas de seguridad urgentes con el fin de asegurar la integridad e inalterabilidad del patrimonio hasta el momento de realizar el inventario. En tal sentido se ordena el cierre provisorio de los locales comerciales hasta la realización del inventario y nombramiento de un administrador provisorio.

En la misma cautelar se manifiesta que “se deberá informar dicha orden, haciendo referencia de que la misma es, en principio, es provisoria y  no afecta la integridad de sus derechos laborales, así también la existencia de los socios comerciales. A los fines de mantener seguridad sobre los locales deberán tomarse medida de resguardo respecto de las llaves y cerraduras y, en caso de considerarlo necesario proponer una consigna policial”.