Comisaría Primera: Los conflictos sociales marcaron mayor presencia

0
738

A diferencia de años anteriores el trabajo policial sufrió cierta modificación tratando de evitar  la confrontación entre el Policía y el manifestante, ocupándose de cumplir en la actualidad un rol tendiente a mediar, para lograr concretar las órdenes que emanan desde los Juzgados. En cuanto a estadísticas el año pasado se instruyeron 520 causas sobre 552 del año 2016.

El 2017, fue un año marcado por conflictos sociales, si bien tuvieron distintos escenarios, la Caja de Previsión Social, los ministerios, Casa de Gobierno, el Tribunal Superior de Justicia y la Legislatura, todos los entes pertenecen a la jurisdicción de la Comisaría Primera, lo que llevó a que la labor de los efectivos estuviera enfocada en esos episodios.

Pasa En Santa Cruz dialogó con el Comisario Fernández, jefe de esa dependencia, quien realizó un balance anual señalando que el accionar de los efectivos que dirige estuvo enfocado en los distintos conflictos sociales siendo la particularidad en este 2017, la modificación del artículo 62 del Código de Falta provincial, que hizo desviar muchas de sus actuaciones hacia el Juzgado de Falta, sobre todo debido a la quema de cubierta y cuando suceden hecho delictivos se hace una actuación paralela, es decir se envía al Juzgado de Instrucción de turno.

A diferencia de años anteriores el trabajo policial también sufrió cierta modificación tratando de evitar la confrontación entre el Policía y el manifestante ocupándose de cumplir en la actualidad un rol tendiente a mediar, para lograr cumplir las órdenes que emanan desde los Juzgados.

Causas judiciales

Si bien, el concepto vertido por Fernández fue que el índice de los delitos “disminuyó levemente”, advirtió que los delitos de abuso que antes eran tratados en esa dependencia por protocolo fueron desviados al Laboratorio Forense impidiendo de esta forma, según lo expuesto por la misma ley, revictimizar a la víctima. A pesar de esta nueva disposición  implementada, aún hay personas que por desconocimiento acuden a la Comisaría y es por ello que siguen recibiendo denuncias las que son rápidamente derivadas a los Juzgados. Entre esos casos se encuentra la denuncia contra un enfermero del Hospital Regional.

En este contexto subrayó que las causas de mayor trascendencia periodísticas fueron resueltas, agregando que en el año 2016 tuvieron 552 causas y el año mermó a 520.

Cámara de Comercio

En cuanto a su relación con la Cámara de Comercio, indicó que tanto con ellos como el gremio de los taxistas, las reuniones las mantuvo el Jefe de la Unidad y el Superintendente de Seguridad, pero al estar en la zona comercial más importante de la capital santacruceña su trabajo consistió: “En mantener diálogos con la totalidad de los comerciantes, ya que una de las tareas preventivas que se realizó fue un relevamiento de todos los locales céntricos, se entregó folletería, para saber a quién llamar si son víctimas de un delito”. Cabe destacar que este trabajo resultó ser llamativo para los propietarios de los comercios, incluso “recibí llamados de algunos de ellos consultando sí la gente que se acercaba a sus locales eran policías, entre ellos una escribana se mostró sorprendida por la labor”.

Interacción con los vecinos

Por otra parte resaltó que la dependencia que está a su cargo siempre está abierta a todos los vecinos manteniendo un dialogó constante con la comunidad, mediante controles preventivos de los que surgieron algunos pedidos: “Si bien, es cierto que se puede apreciar la circulación de patrulleros, entienden que existe la necesidad de la presencia de efectivos haciendo recorridos a pie en distintos horarios y sectores”.

Ante este reclamo vecinal desde la Comisaría se argumentó que si bien, existe este tipo de planificación, lo cierto es que al estar incluida la zona céntrica en su jurisdicción muchas veces surgen hechos eventuales que postergan el programa establecido en un principio.

Por otra parte en cuanto a la utilización de nuevas tecnologías como por ejemplo el whatsapp el comisario Fernández objeto este tipo de métodos aludiendo que le resulta mucho más práctico “ofrecer los números de la dependencia, de los oficiales de servicio, hasta el suyo propio”, señalando que estos grupos y la tipología del vecino en alerta, ya instaurado en distintos sectores de la ciudad de Río Gallegos constituyen una forma particular de colaborar con la seguridad, pero recalcó que prefiere no participar de los mismos debido a que: “El vecino no suplanta la función del Policía, porque es mía, el vecino es vecino, si lo que hace es colaborar, estar más atento, entonces buscamos esa coordinación con ellos, que sean más unidos, que se colaboren entre ellos, y si hacen ese grupo que lo manejen ellos y que uno avise a la Comisaría”.

Edificio

En cuanto a las reformas edilicias que se realizaron en la Comisaría, uno de los primeros cambios que se hizo a comienzo de año, y que ya venía con la gestión anterior fue el frente de la dependencia: “Al iduv se le solicito la rampa, que fue uno de los pedidos que plantearon los vecinos para personas con capacidades diferentes, y teniendo en cuenta que es un edificio histórico y está declarado como tal, no se pudo modificar la fachada, por lo que se tuvo que tener en cuenta varias situaciones y a raíz de un proyecto que hizo el iduv y distintas empresas se modificó todo el frente”. En cuanto al sector interno de la estructura edilicia, expresó: “Se arreglaron los baños, la cuadra, se hicieron muchas cosas nuevas, haciendo hincapié en la labor de los efectivos a su cargo, que mediante rifas lograron recaudar el dinero necesario para concretar las reformas, siempre asistidos por el área de Logística de la Policía”, finalizó.