El femicida de Romina Barria será juzgado el día de la Mujer

0
3000

Coincidentemente, Jorge Huenumil será sentado en el banquillo el jueves 8 de marzo -día de la Mujer-, por el Femicidio de su ex pareja Romina Barria, ocurrido la madrugada del 4 de octubre del 2016, en su vivienda del Barrio San Benito. El imputado solicitó que la audiencia sea a puertas cerradas y sin público, pero la palabra final la tendrán los magistrados, cuya decisión se conocerá el mismo día del juicio.

Este jueves se conmemora el día Internacional de la Mujer, y en ese marco se realizará el Segundo Paro Internacional de Mujeres, denominado #8M que es convocado por distintas organizaciones, en rechazo a la violencia machista, la desigualdad de género y diferentes formas de opresión contra las mujeres. Sorprendentemente, ese mismo día fue escogido por los jueces provinciales de la Cámara Oral de la Primera Circunscripción de la capital santacruceña para abrir la agenda judicial, y con un caso estrechamente relacionado con la temática de violencia de género, con el caso de Romina Barria, la joven que fue asesinada de doce puñaladas e incinerada por su ex pareja Jorge Huenumil, la madrugada del 4 de octubre del 2016, en su vivienda ubicada en el Barrio San Benito.

Huenumil será sentado en el banquillo de los acusados el jueves a las 09:00 horas, y será  juzgado por el delito de: “Homicidio Agravado por el vínculo y por mediar violencia de género en concurso real con daño”, fue la Dra Valeria López Lestón quien marcó un precedente en Santa Cruz y calificó la causa como #Femicidio, ya que entendió que la muerte de Romina se produjo en un marco de Violencia de Género.

Pasa En Santa Cruz conoció que el femicida, quien días después de su detención intentó suicidarse, solicitó que el debate sea a puertas cerradas, es decir sin público ya que prestará declaración, pero será el mismo día que los integrantes de la Cámara decidan si aceptan o no el pedido de Huenumil.

Femicidio

El 04 de Octubre, Romina Barría murió a manos de Marcelo Huenumil, después de propinarle doce puñaladas en distintas partes del cuerpo, y causar una hemorragia de gran intensidad. Posteriormente intentó cubrir el horror, con un incendio.

Ese primer martes de octubre, en un principio la Policía acudió a un incendio sobre vivienda, sin imaginar que era el escenario de un crimen, del Femicidio de Romina Barría, una joven de 30 años, y madre de una pequeña de dos años y ocho meses.

Incendio intencional

Pasa En Santa Cruz, conoció que en relación a las pericias efectuadas sobre la vivienda siniestrada, los análisis se centraron en el sofá cama ubicado en el living-comedor, en donde se precisó que el esqueleto de madera del sillón presentaba signos evidentes de carbonización, debido al abombamiento del mismo. También, de ese examen se desprendió que las llamas alcanzaron los planos inferiores del sillón, intensificándose la carbonización hacia los extremos conformado por el apoyabrazo derecho que fue consumido en su totalidad por el fuego. Sobre este diván,  los peritos hallaron gran cantidad de telas carbonizadas.

Fue el informe técnico del Comisario Ingeniero Robert Walter Jones perteneciente a la División Bomberos de la Policía el que indicó que el origen del fuego fue en el sillón orientado desde la parte superior del cuerpo y envolvió el torso, las extremidades superiores y la cara. Siendo contundente al momento de indicar que el siniestro fue intencional.

Había muerto antes de ser calcinada

El informe de la forense Dra. Contreras, quien hizo su examen preliminar con el cuerpo de Romina en la escena del crimen brindó detalles de la muerte de una joven, que según los testimonios de allegados, jamás pensó que podría tener un trágico final.

De lo indagado y observado por la integrante del equipo forense se conoció que el cuerpo de la víctima presentaba sus brazos y manos carbonizados, así como su cráneo. El cuerpo yacía recostado sobre el sillón con la cabeza hacia el lado derecho, cubierto desde la cintura hacia abajo por ropa y un acolchado.

A primera vista quedaron las huellas de la agresión por parte de Marcelo Huenumil, doce heridas, de las cuales se destacaban, a primera vista, una lesión con arma blanca en la región abdominal y otra en la región lateral del cuello.

De la autopsia sobre el cuerpo de la víctima, se desprendió que el mismo se encontraba carbonizado de manera parcial, las llamas afectaron su cabeza, su espalda, glúteos y la región posterior de sus piernas y pies.

Tras la necropsia, se estableció que la causa de la muerte de Romina fue por un shock hipovolemico provocado por una lesión en la carótida derecha, a causa de un arma blanca la que generó una hemorragia de gran intensidad, no solo el exterior, sino en la propia cavidad pleural derecha. Es así que se interpreta que la joven expiró, momentos previos al incendio de la vivienda, algo que se determinó al no encontrarse humo, ni resto de hollín en las vías aéreas.

A primera vista, también se observó un hematoma en la rodilla derecha producto de un elemento contundente. La perito registró un total de doce lesiones por arma blanca siendo las dos ubicadas en el cuello, las que comprometieron a la carótida derecha y a la tráquea. A causa de que sus extremidades se encontraban carbonizadas fue imposible determinar si la víctima presentaba o no lesiones de defensa, pero por el contrario se pudo establecer la hora de la muerte de Romina, la cual fue entre las 09:45 y 11:45 horas.